Inicio Noticias Agonía y resurrección del doctor Moreno

Agonía y resurrección del doctor Moreno

25 de enero
Por lo que sabemos hasta ahora, parece muy poco probable que el nuevo virus de Wuhan llegue a ser un problema serio en España. Las noticias que llegan de China es que tiene una escasa mortalidad, de un 1%, y ocurre en personas de edad avanzada, con enfermedades de base importantes, y que fuera de ahí no pasa nada. Ni siquiera parece tan peligroso como el de la gripe. El SARS y el MERS, tan amenazantes, desaparecieron. De todas formas, estamos atentos.

9 de marzo
Ya han ocurrido los primeros casos en España. Los compañeros de Italia nos alertan. “No os confiéis, no podéis imaginar la que se nos está montando aquí en nada de tiempo”, nos dicen. “Mucho cuidado con la UCI. Mucho cuidado con los ventiladores. Tenemos que estar decidiendo a qué pacientes le podemos poner el respirador y a qué pacientes no, estando igual de indicado”. En el hospital hemos tenido que crear un grupo de trabajo para la covid-19. Se trata de improvisar todo, de ser creativos, de imaginar, de decidir. Nuestra planta de infecciosas, la octava derecha, será la primera en la que ingresen estos enfermos porque tiene 27 habitaciones, con un gran número de ellas individuales, de aislamiento, y personal altamente cualificado. Hemos trasladado a los pacientes con otras enfermedades infecciosas fuera de la planta.

17 de marzo
He tenido que meterme en la cama. Cuando llevaba menos de una hora en el ordenador escribiendo, me di cuenta de que no podía seguir. Siento un cansancio enorme y dolores musculares. Como cuando tienes la gripe, pero multiplicado por mil. Por la ventana del cuarto de mi hijo, donde estoy confinado, miro las copas de los árboles más altos del parque. Hace sol. Verlos es un alivio.

24 de marzo
Estás consciente, a veces más tontito, otras más espabilado, viendo la puerta y todo el mundo pasando por delante. Nadie entra, porque eso supone cambiarse de EPI, con todo lo pesado que es y la escasez de equipos que hay. Ni siquiera entran para apagar la alarma de los aparatos, que no es nada, pero estás ahí, pi, pi, pi, es enloquecedor, pero no les vas a llamar para eso. Cuando de repente ves que traen la bolsa con el equipo ya sabes que va a venir alguien. Y aparece una enfermera o el médico, ¡qué alegría! Asocio los EPI a una premonición positiva. Verles cambiarse es una noticia excelente porque significa que alguien va a romper tu soledad.

“NO ME HE PODIDO DESPEDIR. TOÑI SE HA QUEDADO EN LA PUERTA DE LA COCINA, CON LOS OJOS LLENOS DE LÁGRIMAS, A DISTANCIA. QUERIENDO ESTAR FUERTE”.

4 de abril
Miro el sillón que tengo enfrente. Es para las visitas, aunque, claro, no las hay. Pero yo lo asocio a la felicidad. La de hacer algo tan normal como hablar con los amigos. Cuando han empezado a venir mis compañeros, que muchos han estado enfermos, como Sergio, Pepe, Vicente, Enrique, se sientan ahí con sus EPI. Si alguien entra, le digo: “Siéntate, siéntate”. Es lo que más me encanta del mundo. Les digo: “Si ya lo has pasado tú también, aquí no hay ningún peligro”. Y nos quedamos hablando un ratito. Yo con mis gafas de oxígeno y ellos así. Que lleven todo el equipo no quita para que no tengamos una conversación estupenda. Me hablan del trabajo tremendo, del no poder parar, de la situación excepcional. Pero, admirablemente, nunca se quejan. Únicamente noto su empeño de sacar la situación adelante. Asistencialmente está siendo horroroso. El número de ingresos que hay, el número de pacientes. Me he hecho cargo de que es abrumador, pero de momento contenible. Los equipos en todo el hospital han contribuido al éxito total. No contribuí a organizarlo yo, ya estaba malo. Me parece una solución extraordinaria. Cómo iba a imaginar a los cirujanos viendo a pacientes con covid-19. O a un montón de especialistas, que les pilla muy lejos.

LLORO POR TODO CON UN SENTIMIENTO…, NO SÉ, PERO ESTÁS AGRADECIDO AL MUNDO

20 de abril
Estamos los dos solos por primera vez desde hace siglos. Y encima sin trabajar y en casa. La recuperación está siendo estupenda, estupenda. La PCR se ha negativizado. Me dicen que hay muchos pacientes que hacen como una especie de síndrome depresivo. Yo pienso: “Dios, a mí me ha afectado y, en vez de darme por la depresión, me ha dado por ponerme hipomaniaco”.

4 de mayo
He hecho diapositivas para mis charlas con mis radiografías. No cuento que son mías, pero son ejemplificadoras porque en la del día 20, cuando llegué a la puerta de urgencias, se ve una placa típica de covid-19, con infiltrados más o menos tenues pero claros en los dos pulmones, y tres días más tarde en la UCI se ven los dos pulmones llenos de infiltrados enormes.

Noto que me canso más con el trabajo de por la tarde, al preparar artículos de investigación, proyectos, la gestión de servicio, lecturas, los correos electrónicos pendientes. A las nueve o así me tengo que levantar. Creo que la recuperación física ha ido más rápida que la mental.

19 de mayo
Si ahora mismo algo puede solucionar el problema es la investigación prioritaria, investigar qué medicamentos debes dar a un paciente desde el primer momento y más tardíamente cuando está malito. Investigar en busca de una vacuna. Y en ausencia de esta, la investigación epidemiológica. Son los epidemiólogos los que pueden trazar qué va a pasar con la epidemia en los próximos meses y, por tanto, la cantidad de medidas que se deben adoptar. Nuestro país no se caracteriza precisamente por valorar la investigación en lo que vale. Ahí sí que se cometen errores, y es verdad que cualquiera que haya estado en el Gobierno lo ha hecho mal, porque a la vista está. Yo creo que esto nos ha llegado tan dentro y ha dañado tanto el país y el mundo que ha demostrado que es preciso estar preparado para investigar lo que haga falta.

24 de mayo
Lo que me ha pasado me ha puesto de manifiesto que puedes estar bien hoy y de la manera más tonta dejar de estar. Madre santísima, piensas que con esto no saldas ninguna deuda ni te has librado de nada. Sigues estando expuesto al accidente de tráfico o al tumor incurable. Es de las pocas cosas que se han quedado conmigo. Esa sensación de que no estás protegido. De que no hay nada que te haga resistente, inmune a los miles de peligros que nos acechan. Pero es también verdad que el ser humano tiene capacidad para vencer de manera repetida los obstáculos de salud que se presentan. Con este pensamiento espero la siguiente batalla.

fuente: https://elpais.com/elpais/2020/06/03/eps/1591176610_393962.html?utm_source=Facebook&ssm=FB_CM&fbclid=IwAR3eH71ZB5Nc1Elt–tQff_Y2pKWBMpQ6wqBszEEHCRhSI4-lO3NBHHCCac#Echobox=1591429511

Quince detenidos por la decapitación del profesor en París: cuatro de ellos eran sus alumnos

Desde el pasado viernes, quince personas han sido detenidas en relación con el asesinato del profesor francés Samuel Paty a las afueras de París. Presuntos asesinos entre...

Un fármaco anticancerígeno probado en España permite el alta en 14 días del 80% de pacientes Covid hospitalizados

A falta de la confirmación de los resultados en la última fase de ensayos clínicos, el Aplidin, un fármaco anticancerígeno basado en la molécula plitidepsina podría...

De vuelta a la UCI seis meses después: “Lo peor no ha pasado, eso viene ahora”

Han pasado seis meses, pero los pasos que separan los dos mundos de la UCI son los mismos: cinco. Esa distancia tan pequeña divide...

Cambio a horario de invierno en octubre: ¿qué día se cambia de hora en España?

En España, se llevan a cabo dos cambios horarios a lo largo del año: el de verano y el de invierno. El horario de...

Related News

Quince detenidos por la decapitación del profesor en París: cuatro de ellos eran sus alumnos

Desde el pasado viernes, quince personas han sido detenidas en relación con el asesinato del profesor francés Samuel Paty a las afueras de París. Presuntos asesinos entre...

Un fármaco anticancerígeno probado en España permite el alta en 14 días del 80% de pacientes Covid hospitalizados

A falta de la confirmación de los resultados en la última fase de ensayos clínicos, el Aplidin, un fármaco anticancerígeno basado en la molécula plitidepsina podría...

De vuelta a la UCI seis meses después: “Lo peor no ha pasado, eso viene ahora”

Han pasado seis meses, pero los pasos que separan los dos mundos de la UCI son los mismos: cinco. Esa distancia tan pequeña divide...

Cambio a horario de invierno en octubre: ¿qué día se cambia de hora en España?

En España, se llevan a cabo dos cambios horarios a lo largo del año: el de verano y el de invierno. El horario de...

El coronavirus hallado en bacalao congelado pone sobre la mesa el posible origen acuático del virus

China plantea que el virus no venga del murciélago o el pangolín "Se confirma, fuera de un laboratorio, que el virus sobrevive en...